Asesoramiento laboral

Asesoramiento laboral

Además de las cuestiones fiscales, las empresas y organizaciones también deben atender al marco jurídico que las rodea, y es que el correcto funcionamiento de una organización depende de que todos los factores que la integran estén gestionados adecuadamente.

Todas las empresas realizan actividades que tienen repercusión en el ámbito laboral. Por ejemplo, en casi todas las empresas es habitual contratar a trabajadores, y para ello será necesario realizar su Alta en la Seguridad Social, mediante el tipo de contrato que sea más adecuado al caso. Posteriormente, esos trabajadores pueden tener que solicitar algún tipo de permiso, una baja por enfermedad, o cualquier otra situación habitual de nuestro día a día. La empresa, lógicamente, deberá saber cómo actuar en estos casos y realizar estas gestiones teniendo en cuenta la legislación vigente. También puede suceder que por algún motivo se ponga fin a la relación laboral, ya sea por parte del trabajador (baja voluntaria) o por parte de la empresa (despido). En estos casos es muy importante que, antes de llevar a cabo cualquier acción, se analice el caso con un profesional para valorar opciones y que nos explique las consecuencias que podrían tener. De esta forma tendremos la certeza de estar realizando el proceso correctamente, evitando sanciones laborales o teniendo pérdidas económicas, pues recordemos que la indemnización por despido es distinta según sea el tipo de despido en cuestión.

Por otro lado, no podemos evitar hacer referencia a la Protección de Datos, una cuestión que esta teniendo mucha trascendencia en los últimos años. Desde que entrara en vigor el Reglamento de Protección de Datos, todos los países de la Unión Europea han adaptado su legislación y, en consecuencia, las empresas tienen que cumplir con una serie de obligaciones en esta materia. Así, entre otras cuestiones, las empresas tendrán que atender a las siguientes obligaciones:

  • Cuando se traten datos de carácter personal, será necesario recabar el consentimiento inequívoco del afectado, salvo que la Ley disponga otra cosa.
  • Los datos se organizarán en tres niveles de protección: Bajo, Medio y Alto. Estos últimos se considerarán datos especialmente protegidos, y habrá que tener un cuidado específico con ellos.
  • El responsable del fichero, así como quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento de los datos, están obligados al secreto profesional respecto de los mismos y al deber de guardarlos. Es lo que se conoce como deber de secreto.
  • Las personas afectadas por el tratamiento de datos tendrán una serie de derechos: Derecho de acceso; de rectificación y modificación; de cancelación y de oposición.

Es muy importante cumplir con las normas de Protección de Datos, ya que en caso contrario nos podría ver expuestos a sanciones por parte de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Además, una empresa que gestiona este tema adecuadamente tampoco tendrá que preocuparse por ver comprometida su reputación, tanto de cara a los clientes como de cara al exterior.

En consecuencia con lo anterior, le invitamos a que contacte con nuestro Despacho de Sevilla si desea realizarnos alguna consulta en este ámbito. Atendemos a todo tipo de empresas, ya sean PYMES, grandes empresas o profesionales Autónomos. Todo lo que debe hacer es pedir cita previa, por teléfono o internet, y explicarnos cuál es su situación. Posteriormente, nuestro equipo la analizará y le ofrecerá las soluciones que sean más adecuadas. Si tiene alguna duda, nuestro equipo se encargará de resolverla lo antes posible.

Por último, recuerde que en nuestra web también encontrará más información relativa a la gestión de negocios y a la planificación fiscal, por lo que puede consultarlas si desea ampliar detalles sobre estos temas.
INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE